Historia de dos ciudades

9788484287285

 

La represión es la única filosofía de efectos duraderos. La gran deferencia del miedo y de la esclavitud, amigo -dijo el marqués- conservará a los perros obedientes al látigo mientras este techo -añadió mirando al techo- nos proteja del cielo. (“Historia de dos ciudades”)

La historia se ubica entre dos ciudades: Londres y París en los albores de la Revolución Francesa. La primera ciudad simboliza la paz, mientras que la segunda representa la agitación, el desafío y el caos. Estructurada en tres partes.

La primera parte está ambientada en elaño 1775, en Francia. Lucía es una joven de 18 años que cree que su padre está muerto. La intermediación del abogado Jarvis Lorry consigue que se reencuentre con él y traerlo de vuelta a Inglaterra.

En la segunda parte se relata el juicio a Charles Darnay, acusado de ser espía de Francia. En medio de un clima revolucionario se va tejiendo una historia de amor: varios personajes se enamoran de Lucía. Esta se casa con Charles Darnay y tienen una hija. Pero mientras en Inglaterra los días se suceden en la rutina cotidiana, Francia está cada vez más convulsionada. Ambas ciudades se entrelazan en la historia, cuando Darnay decide marchar a Francia pues una persona está presa y va a ser condenada por su culpa.

En la tercera parte, Darnay es encarcelado en Francia y juzgado, aunque finalmente es puesto en libertad. Sin embargo, al ser nuevamente juzgado se lo declara culpable y se lo condena a morir. La historia finaliza cuando Carton, abogado inglés, enamorado de Lucía, decide reemplazar al condenado, aprovechando su parecido físico, y morir en su lugar.

Junto con la Historia de la Revolución francesa de Thomas Carlyle, la novela de Charles Dickens ha influido en la forma en que muchas generaciones de lectores interpretan uno de los acontecimientos más importantes de la historia moderna. Charles Darnay y Sydney Carton no aparecerán en los libros de historia,  pero se encuentran enraizados en nuestra memoria cultural como figuras clave de la Revolución francesa. Por lo visto, la buena ficción puede ser tan influyente como la realidad.

Escrita en 1859, Historia de dos ciudades fue publicada por entregas semanales en el periódico del mismísimo Dickens, All the Year Round. Su éxito no se hizo esperar. Las familias la leían a la luz de la lumbre; la muchedumbre esperaba ansiosa la salida de la siguiente edición. Como no podía ser de otra manera, el hecho de que Dickens fuera uno de los escritores y editores más destacados de Inglaterra en aquel momento influyó en los resultados de ventas.

Fuente: Tomás Gómez Camarero

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s